Con esta “mierdacaló” la fantasía se dispara…